“HAY UN DIOS. . . Y UN SEÑOR ” Y LOS MODALISTAS

Publicado en por detrinitatiserroribus.over-blog.es

“HAY UN DIOS. . . Y UN SEÑOR ” Y LOS MODALISTAS

 

lupas-21

Es revelado que “hay un Dios, el Padre, de Quién es todo. . . Y un Señor, Jesucristo, a través de Quien es todo” (1 Cor.8:6). El apositivo, “el Padre”, identifica Quién es el único Dios. El único Dios verdadero, entonces, es el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo (cf Juan 17:1-3). Por lo tanto debemos “
servir al Dios vivo y verdadero, y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera” (1   Tes.1:9,10).


Pero la enseñanza del Modalismo afirma que Jesús mismo en un sentido último no es el Hijo del Dios vivo y verdadero sino que es el verdadero Dios por Sí Mismo. En apoyo de esta enseñanza, se argumenta que la palabra Griega kai tiene dos significados, en la mayoría de los casos, simplemente aquella de conjunto (i.e., “Y”), pero en algunos casos, aquella de identificación (i.e., “también, aun”, en el sentido de “que es,” o “que es lo mismo que” o “igual”). Consecuentemente, los Modalistas afirman que 1 de  Corintios 8:6 debería ser traducido, “hay un Dios. . . Aun (también, incluso) un Señor, Jesucristo.”

El reclamo es que algunas veces cuando kai está en medio de un sustantivo y un sustantivo precedente éste identifica la más reciente expresión como que es esencialmente como la anterior. Puesto que los Modalistas ya creen que Cristo es uno y el mismo Ser como Dios, suponen que esta noción de que kai algunas veces quiere decir “lo mismo que” da apoyo para su afirmación básica.

El hecho de que en ciertos pasajes que hablan de Dios y Cristo juntos, la Versión Autorizada algunas veces traduce kai como “aun”, confunde más aún el asunto mientras, al menos para algunos, parece que le da crédito al Modalismo. Debería ser notado, sin embargo, aun en tales casos que la versión VA sólo traduce kai como “aun” con atención a Dios como “Padre”; no traduce kai de tal manera como para identificar a Dios como que es realmente Cristo Jesús (e.g., 2 Cor.1:3, “Dios, aun el Padre de nuestro Señor Jesucristo; Donde la VC es “el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo,” cp Efe.1:3; 1   Ped.1:3). 

 Esto no significa que una traducción razonable “prima facie” puede hacerse diciendo, como en 2 Cor. 1:3, “Dios, aun [kai] el Padre. . .” que el propósito de kai en tal pasaje es identificar a Dios como que es el mismo Ser como el Padre. Mientras es verdad que Dios es el mismo Ser como el Padre, el hecho de que estas dos expresiones a menudo aparecen juntas, unidas por kai (“y”), no es prueba de que esto es así. El punto del kai es que la Deidad es ambos nuestro Dios y nuestro Padre.

Aun así, muchos Modalistas imaginan que los saludos diversos en las epístolas de Pablo deberían ser traducidos de esta manera: “Gracia a ustedes y paz de Dios, nuestro Padre, aun el Señor Jesucristo” (e.g., 2  Cor.1:2), el sentido siendo como que “Dios, nuestro Padre”, es uno y el mismo Ser como “el Señor Jesucristo.” Debería ser notado que los Modalistas no afirman que la frase “gracia y paz” deberían ser traducidas “gracia, aun paz”, como si la gracia y la paz fuesen lo mismo, no obstante ellos reclaman que la frase “Dios, nuestro Padre, y el Señor Jesucristo” deberían leer “Dios, nuestro Padre, aun el Señor Jesucristo”, como si éstos Dos fuesen el mismo Ser.

Simplemente no es cierto que la razón por la que Pablo conjunta a “Dios, nuestro Padre” con “el Señor Jesucristo” es para el propósito de identificar el anterior Ser como uno y el mismo como el más reciente. Ciertamente, desde que Dios es el Dios y el Padre de Cristo, es simplemente imposible que Él también sea Cristo Mismo. Esta consideración a solas prohíbe cualquier afirmación de qu kai puede ser traducido como “aun” en los diferentes saludos encontrados en las epístolas de Pablo de Dios nuestro Padre y el Señor Jesucristo.

El hecho simple es que kai corresponde a nuestro “y”, y no quiere decir “aun”. Ordinariamente, ciertamente, en los casos donde una palabra o frase debe ser identificada con otra, es usada la partícula griega per – que concuerda con el identificativo castellano “aun” – no el conectivo kai. Por ejemplo, “Ahora en el festival él les soltó un prisionero, aun el que pidieron” (Marcos 15:6). De modo semejante, “ Tú les diste sangre a beber, aun lo que son dignos!” (Apo.16:6).

Hay incontables pasajes definitivos en los cuales kai aparece, en los cuales su único significado, “y” es obvio y la idea de “aun” es absurda. Cuando Pedro dijo: “Plata Y [kai] oro no tengo” (Hechos 3:6), ¿debemos nosotros entender que el oro, realmente, equivalen a la plata? De modo semejante, cuando leemos, “ Pablo y Silvano y Timoteo a la iglesia de los Tesalonicenses. . . .” (1  Tes.1:1), éste debe ser traducido “Pablo, aun Silvano, aun Timoteo. . . .”? ¿Fue Silvano lo mismo que Pablo? ¿Era Timoteo lo mismo que Pablo igualmente, aunque una vez removido, por Silvano?

www.apologista.wordpress.com

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post