¿UN DIOS EXCELSO SIENDO EXALTADO HASTA LO SUMO?

Publicado en por detrinitatiserroribus.over-blog.es

¿UN DIOS EXCELSO SIENDO EXALTADO HASTA LO SUMO?

 

 

 draft_lens1999328module12321711photo_1225132920bride

 

Por Ingº Mario A Olcese (Apologista)

Una de las cosas que me llama mucho la atención al estudiar las Santas Escrituras, y en particular el Nuevo Testamento, es descubrir que nuestro Señor Jesucristo, la supuesta Segunda Persona de la Trinidad, FUE EXALTADO HASTA LO SUMO por los méritos que hizo mientras estuvo en la tierra.  Esto resulta extraño cuando se nos enseña que Jesús en su preexistencia era la Segunda Persona Excelsa de la Trinidad Eterna.

 

El apóstol Pablo nos dice que Dios, el Padre, EXALTÓ  a Su Hijo hasta lo Sumo cuando cumplió fielmente su misión en la tierra. Estas son sus palabras: “Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús,  el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse,  sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres;  y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre,  para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra” (Fil. 2:5-10).

 

Notemos que nuestro Señor Jesús, si bien existía en forma de Dios, dado que representó al único Dios (como su agente) tal como Moisés lo fue en sus tiempos ante faraón (Éxodo 7:1: “Te he constituido Dios ante Faraón), no se aferró al título como si fuera algo Suyo por derecho, sino que se desprendió de cualquier pretensión personal de Deidad, y tomó la forma de siervo, como semejante a cualquier hombre, y en esa condición se humilló hasta la misma muerte misma, y muerte de cruz.

 

El Hijo de Dios se ganó su Exaltación hasta lo Sumo 

 

Ahora bien, el apóstol Pablo nos dice que Jesús, por haber muerto como mártir en la cruz, Dios lo EXALTÓ HASTA LO SUMO, para que en su nombre toda rodilla se doble de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra. Esto es interesante, puesto que Cristo hizo SUS MÉRITOS PROPIOS mientras estuvo en la tierra para GANAR su exaltación hasta lo Sumo, de tal suerte que aun las criaturas celestiales ahora se postran ante él por este hecho sobresaliente. Definitivamente su muerte vicaria hizo posible que el glorificado Jesús, el Hijo de Dios, sea exaltado hasta lo sumo, y sea honrado por los ángeles de Dios y todas las demás criaturas que están en la tierra y debajo de ella. Esto, lógicamente, no sucedió antes de que él muriera en la cruz.

 

El Señor Jesús, la supuesta “Segunda Persona de la Trinidad”, se convirtió así en un Ser Excelso cuando regresó al cielo para recibir dicho honor de manos de Su Padre, el Dios verdadero. Si Jesús fue, como dicen los Trinitarios, la Segunda Persona de la Trinidad, Pablo debió haber dicho que Jesús regresó al cielo para RETOMAR su condición de Dios Sumamente exaltado, una posición que ya lo tenía eternamente junto a Su Padre y el Espíritu Santo pero que se había despojado de él hasta cumplir su misión en la tierra… ¡Pero no! La Biblia dice que él fue exaltado HASTA LO SUMO por su OBEDIENCIA hasta la muerte, y muerte en cruz. (Léalo en Fil. 2:9 donde dice: “Por lo cual…” es decir, por su obediencia hasta la muerte, y muerte en cruz, Dios los exaltó hasta lo sumo”). También este pasaje es clave:  “…a Jesús, coronado de gloria y de honra, a causa del padecimiento de la muerte…” (Hebreos 2:9). Y También: Apocalipsis 5:12 con razón: “El Cordero que fue inmolado es digno de tomar  (¡No “retomar”!) el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza”.Estos textos excluyen  cualquier posibilidad de que Jesús fuese un Dios Excelso antes de nacer como hombre.

 

La idea es que nuestro Señor Jesús, el Hijo de Dios, tuvo que hacer méritos para convertirse en un digno merecedor de la gloria y la honra de todos los seres creados por Dios. Su exaltación no fue eterna, él no siempre la tuvo como el supuesto Dios el Hijo. Esta es una fábula que contradice las claras enseñanzas del apóstol Pablo.

 

 

www.apologista.wordpress.com

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post