UN ESTUDIO ADICIONAL DE LA TRINIDAD

Publicado en por apologista

UN ESTUDIO ADICIONAL DE LA TRINIDAD

reflexiones2.jpg?w=300&h=200Por Carolyn Pinon

Lo siguiente está escrito para todos mis seres queridos, para mis hermanos y mis hermanas en la fe, y para cualquiera interesado en tomarse el tiempo para investigar las Escrituras para las verdades eternas como están reveladas en la Palabra de Dios.  Todos nosotros sabemos que hay mucha confusión y división entre aquellos de nosotros que afirmamos ser seguidores del Señor Jesucristo.  Creo que a nosotros todos nos gustaría ver a los creyentes  unidos como uno, tal como Cristo oró a Su Padre en Juan 17:21-23. Sin embargo, esa unidad debe tener una base autoritativa, y la única fuente probada y confiable que tenemos para tal unidad es la Palabra de Dios.

No he escrito esto para causar más división, pero si hay líderes entre nosotros que tomarán a pecho estas cosas, posiblemente podría ocurrir.  ¿Entonces, cómo  justifica uno la posibilidad de más división? ¿Quiere decir la posibilidad de   división que no deberíamos considerar una verdad que haya sido pasada por alto o incomprendida? Alabamos a los hombres del Movimiento de Restauración (si bien trajeron división entre las iglesias de su día) porque quisieron aunar a los creyentes que desearon regresar a las creencias y prácticas establecidas en el estándar original para la unidad – la Palabra de Dios.

¿Creemos en una verdad absoluta? ¿Realmente la verdad tiene importancia para nosotros? ¿Son las Escrituras realmente el estándar por el que andamos fielmente? ¿Somos lo suficientemente valientes como para revisar una COMPRENSIÓN diferente de la verdad que no es la que hemos creído, pero que es fiel a las claras enseñanzas de la Biblia?  De haber fallado los pioneros de la Restauración en contestar que SI  a éstas preguntas no se habría iniciado el Movimiento de Restauración. ¿Qué acerca de nosotros hoy? ¿Cómo contestamos a esas preguntas? ¿Supone usted que le importa a Dios?

Usted podrá estar sorprendido cuando lea de cuál verdad estoy preocupada, porque, como la mayoría de mis hermanos y mis hermanas, aun yo no habría pensado de la posibilidad de estar en el error en esta materia diez años atrás.  Me ha tomado aproximadamente siete años estudiar esto completamente y conseguir que mis malentendidos estén alineados con el conjunto de las Escrituras. Ahora  es obvio para mí lo que es la CLARA enseñanza, pero sé que también le tomará a usted tiempo estudiar y entender, tal como a mí me tomó estudio y tiempo.  ¡Con optimismo, no le tomará tanto tiempo como me tomó a mí, y espero que usted no diga, “No me tomará mucho tiempo en absoluto, ni siquiera lo consideraré! 

No necesitamos tener miedo para PROBAR, BUSCAR A FONDO, y PROBAR todas las cosas a la luz de las Escrituras.  Tenemos más razón para temer SI NO LO HACEMOS. La Escritura nos da a CADA UNO de nosotros el mandato de: ”EXAMINADLO TODO, RETENED LO BUENO” 1 Tesalonicenses 5:21.  Tenemos esa obligación, y no deberíamos ignorar investigar a fondo las Escrituras para nosotros mismos junto con otros que retienen la Palabra de Dios como la guía absoluta para la verdad. 

Sabemos de algunas iglesias que les dicen a sus miembros que nunca tomen literatura o escuchen a alguno que enseña alguna cosa diferente de sus líderes o de su iglesia. A algunos incluso se les dice que no pueden entender lo correcto en las Escrituras sin la dirección de sus líderes de la iglesia.  ¡Ojalá que nunca seamos sujetados con grilletes!  El buen liderazgo puede ser de ayuda, pero nunca debe substraer nuestra libertad para ver por nosotros mismos lo que ha dicho Dios en Su palabra. 

Que Dios nos guíe y bendiga a todos en tanto busquemos seriamente el conocimiento de Él y Su verdad. 

LA CREENCIA EN EL ÚNICO DIOS DE LA BIBLIA

He leído y he estudiado las Escrituras por más de cincuenta años, y lo más largo y más profundo que la he estudiado, he encontrado que hay doctrinas en la iglesia reñidas con las Escrituras.  No hablo de cosas donde tenemos la libertad de opinión, sino acerca de esas creencias que deberían estar en armonía con las doctrinas elementales de la Escritura.  

He venido a pensar que cuando murieron los pioneros de la restauración, el Movimiento de Restauración en la iglesia simplemente murió con ellos.  Parece que aquellos de nosotros que continuamos estábamos contentos de omitir LA BÚSQUEDA donde justamente aquellos hombres la habían dejado. Sé que la declaración puede levantar las cejas (y para   aquellos que están persuadidos de que todas las verdades han sido restauradas, les puede causar verme como una especie de hereje), pero espero que usted tenga paciencia conmigo y que considere un tema que nunca, antes, pensaba que podría tener una reconsideración para su cuestionamiento – la Trinidad.

¿Se atreverían nuestros líderes de la iglesia hoy a ir en una búsqueda cabal para ver si hay, verdaderamente, una interpretación diferente y verdadera que nos daría vuelta completamente de regreso de ser Trinitarios a ser Unitarios bíblicos como lo fueron los primeros Cristianos?  Usted, sin duda, pensará – “¡Ellos no lo fueron”!  PERO – - -

¿Ha investigado usted cabalmente la Trinidad en las Escrituras, desde una PERSPECTIVA DIFERENTE, sin prejuicios, o confía usted completamente en lo que se le ha enseñado – en la manera en que usted siempre la vio?  Probablemente alguno de ustedes pueda ser como yo fui: Podría recurrir a las Escrituras y hablar con los Testigos de Jehová y con los mormones y explicarles nuestro punto de vista trinitario y sentirme como si fuera “la ganadora” – o algo así, pensé.  Todavía pienso que están involucrados en su teología, pero no estoy de acuerdo con muchas de sus enseñanzas porque son contrarias a las Escrituras, pero justamente digo que PENSÉ que estaba preparada para defender mis creencias y explicar las Escrituras (como las entendía) a cualquiera que me diera la oportunidad.  Pero me he encontrado con que estaba equivocada en un área muy importante según las enseñanzas de las Escrituras.  Espero que usted me dará una audición y me dejará explicarle porqué yo creo que las Escrituras enseñan la creencia en un solo Dios verdadero – no tres (no la Trinidad).

¡Qué maravilloso sería si todos nosotros tuviésemos el coraje y el celo de los   hombres del antiguo Movimiento de Restauración!  No les dio miedo desafiar las doctrinas que no se ceñían a las Escrituras.  Ellos examinaron las Escrituras y encontraron que había ciertamente áreas donde las prácticas y creencias de sus iglesias no estaban basadas bíblicamente.  No les dio miedo examinar un punto de vista diferente de lo que fue aceptado, siempre con las Escrituras como la vara por la cual medir todo.   ¡No fueron resistentes a cambiar, si lo que creyeron previamente fue PROBADO ERRADO a la luz del contexto completo de las Escrituras! ¿Estamos así deseosos de la verdad y somos nosotros así de valientes, o estamos temerosos de estar solos y alejados de la mayoría? 

¡Recuerde el diluvio y cuán pocos hubo que les importó acerca de lo que Dios dijo – sólo ocho en todo el mundo!  ¡La “mayoría” no cuenta para estar bien con Dios!

Antes de ir más adelante, me gustaría aclarar que estoy todavía completamente persuadida de que Jesús es el Señor y Salvador, el Unigénito Hijo de Dios que es preeminente sobre todo, y el cordero perfecto de Dios que murió para redimirnos e introducirnos en una nueva relación de pacto con el Padre, y que Él es el gran sumo sacerdote y el único mediador entre Dios y el hombre. 

“Porque hay UN DIOS y un mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo, hombre”.  - – 1 Timoteo   2:5.

Acerca de lo que creo diferentemente es esto: De  muchas Escrituras es evidente que Dios, el Padre, es el Creador, más bien que Jesús, y que en el prólogo de Juan 1, no dice “En el principio era el Hijo, y el Hijo estaba con Dios, y el Hijo era Dios”, más bien dice – “En el principio era la palabra, y la palabra estaba con Dios, y la palabra era Dios”. – Juan 1:1   (Y todavía creo que “la palabra” se convirtió en “carne”  en la persona de Cristo – Juan 1:14).

Me gustaría dar las siguientes citas de la revista Web de Sir Anthony Buzzard, Foco en el Reino, Volumen 2 No. 7 abril del 2000 disponible en

www.focusonthekingdom.org/27.htm #3.

“El trasfondo Hebreo de Juan nos da otra pista a sus breves palabras acerca de “la palabra”. Nosotros por supuesto deberíamos recordar a los lectores que no hay justificación en el texto Griego para aplicarle una P mayúscula al vocablo “palabra”. Las traducciones hacen esto porque ya han dado por supuesto que (debido a la tradición) la palabra es el Hijo de Dios antes de su nacimiento. Pero el Hijo de Dios no aparece hasta Juan 1:14. En ese punto la sabiduría de Dios /palabra /promesa se convierte por primera vez completamente y excepcionalmente en carne en el ser humano, Jesús. “Todas las cosas fueron hechas por medio de Ella,” dice Juan, “y sin Ella (la palabra de Dios) nada de lo que se ha hecho fue hecho (Juan 1:3).”

“La traducción que damos aquí [arriba] es la que apareció en las versiones inglesas de la Biblia antes del KJV (Versión del Rey Jaime) en 1611. “Por medio de ELLA (la palabra),” no “a través de Él” es una interpretación perfectamente posible del original. Es una suposición, no probada, que Juan quiso decir el Hijo en esa etapa. Lo que él escribió fue la ‘palabra’, no aún el Hijo.”

Nota: El idioma Griego no usa capitalización en la forma en que el idioma inglés o español lo hacen.  También los pronombres Griegos, “autou” y “autos” pueden querer decir “él” o “ella(o)” o “esa(o)” (1 Juan 1) dependiendo de la comprensión del contexto.

La siguiente cita es de Foco en el Reino, Volumen 2 No. 6 de marzo del 2000:

“Fue la Sabiduría” quien asistió en la creación del universo (Prov. 8:30), pero puesto que el Señor Dios actuó, como Él dice, solo, se deduce lógicamente que la Sabiduría no era en esa etapa una Persona aparte del Único Señor Dios. Así también en Juan 1:1-4 no puede ser el Hijo quien estaba con Dios en la creación original.  Las traducciones inglesas de la Biblia – ocho de ellas – eran correctas cuando vertieron Juan 1:1-4  ”Ella (la palabra) estaba con Dios. Todas las cosas fueron hechas a través de ella (la palabra) y sin ella nada de lo que se ha hecho fue hecho”. Nuevamente, Isaías 44:24 nos impide imaginarnos que hubo un Segundo Miembro de la Trinidad, el Hijo de Dios, activo en la creación del Génesis. La palabra de Dios en Juan 1 es simplemente la palabra de Dios, Su plan y sabiduría creativas. Esa actividad expresiva de Dios fue después encarnada en el Mesías humano que se presentó a su debido tiempo, y por la intervención milagrosa, de una familia en Israel tal como Moisés lo había predicho (Deut. 18:15-19).”

________________________________________________________________________________

La “palabra” (logos) puede ser comprendida como toda la sabiduría múltiple de Dios (Proverbios 8:22-30): Su plan eterno, el propósito eterno que Dios siempre ha tenido, (estaba con Él desde el principio) y encarnó la misma esencia de quién es Dios (“la palabra era Dios”). Pablo nos cuenta sobre este plan y dice que fue también UN MISTERIO (esto es, que estaba escondido de los hombres hasta la hora estipulada según el gran propósito de Dios): 

Efe.1:9-10 ”dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en si mismo, de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra”.

Efe. 3:9-11 “y de aclarar a todos cuál sea la dispensación del misterio escondido desde los siglos en Dios, que creó todas las cosas;  para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales, conforme al propósito eterno que hizo en Cristo Jesús nuestro Señor”.

En el verso 9 de arriba, vemos que el propósito de Dios fue traído para cumplirse A TRAVÉS DE Jesús – que fue a través de Jesús que Dios creó todas las cosas PORQUE Jesús hizo posible el cumplimiento del plan y propósito eternos de Dios.  El hecho de que DIOS creó todas las cosas A TRAVÉS DE Jesús no quiere decir que Jesús fuese el CREADOR o que él PREEXISTIÓ antes de que Él viniese a conectarse a la tierra como el Hijo de Dios.  Juan 1:14 dice que “el Verbo se hizo carne y moró entre nosotros, y contemplamos Su gloria, la gloria como el unigénito del Padre, lleno de gracia y verdad”.  Jesús se convirtió en la expresión completa de lo que Dios planificó desde el principio. Dios conoció a   Jesús ANTES DE QUE ÉL ALGUNA VEZ LO trajera a la existencia, porque Él sabe TODAS LAS COSAS antes de que vengan a ser o existir.  Este atributo “omnisciente” de Dios está reflejado en Isaías 46:9-10 y en Romanos 4:17:

 

“Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos antiguos; porque yo soy Dios, y no hay otro Dios, y nada hay semejante a mí,  QUE ANUNCIO LO POR VENIR DESDE EL PRINCIPIO, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero”.  – - Isaías 46:9-10

“…Dios, a quien creyó, el cual da vida a los muertos, y LLAMA LAS COSAS QUE NO SON, COMO SI FUESEN llama las cosas que no son, como si fuesen” – Romanos 4:17   -

Y porque Dios Preconoció a Jesús, Él supo que Jesús sería EL ÚNICO, el único perfecto, A TRAVÉS DE QUIEN ÉL (DIOS) pudo lograr Su plan y pudo traer Su propósito a la realidad.  La palabra [logos] en Juan 1:1 puede ser considerado como la sabiduría eterna y el propósito y el plan de Dios.  El plan de Dios estaba con Él en el principio.  (Él sencillamente no tuvo un día  un nuevo pensamiento el cual nunca lo había pensado antes – no, Su plan estaba con Él desde el principio.)  En Juan 1:14 – Cuando: ”La palabra se hizo carne” el plan de Dios fue activamente puesto en movimiento cuando Él trajo al mundo a Su Hijo unigénito como un ser humano.  

Jesús era literalmente la imagen de Dios (2 Cor. 4:4). Jesús no fue como el “primer Adán” que también se llamó hijo de Dios (Lucas 3:38) el cual también fue hecho en la imagen de Dios. (Gén. 1:27) pero se volvió pecaminoso y rebelde.  Jesús, el “último Adán” (1 Cor 15:45), por su pureza y su perfección, reflejó la imagen verdadera de Dios. 

Necesitamos estudiar los versículos que son difíciles de entender a la luz de las Escrituras CLARAS que nos cuentan específicamente sobre Dios, y comprender que ÉL, el Padre, como dijo Jesús, es el ÚNICO DIOS VERDADERO (Juan 17:3). Necesitamos tener la seguridad de que nuestra comprensión no sea “tergiversada”, como Pedro advirtió, por personas que son indoctas o inconstantes.  Sí, hay cosas en las Escrituras de Pablo que son difíciles de “entender” (2 Pedro 3:15-16).  Por esto es que necesitamos comparar Escritura con Escritura, y dejar que las enseñanzas CLARAS sean el factor determinante en aclarar esas Escrituras que no pueden ser tan claras.  ¿No será posible que hayamos sido aleccionados a CÓMO “VER” el significado de ciertos versículos a fin de que se “acomoden” a nuestra doctrina, en vez de hacer que nuestra doctrina se alinee con lo que dicen realmente las CLARAS Escrituras?

Un pasaje de la Escritura que tuve problema para entender, porque había sido adiestrada para entenderlo según la doctrina trinitaria, es aquel encontrado en Juan 8:56-58:

 

Juan 8:56 “Vuestro padre Abraham se regocijó de ver Mi día, y él lo vio y se gozó”.

 

Juan 8:57  “Entonces los judíos le dijeron, “no tienes aún cincuenta años, y has visto a Abraham?”.

 

Juan 8:58 Jesús les dijo, “de cierto, de cierto, os digo, antes de que Abraham fuese, YO SOY”. 

¿Por qué diría Jesús, “Abraham se regocijó de ver mi día, y él lo vio y se gozó?  Acaso no tiene eso sentido cuando recordamos que Dios le había revelado a Abraham, como está dicho en Génesis 28:14c “. . .  Y TODAS LAS FAMILIAS DE LA TIERRA SERÁN BENDITAS EN TI Y EN TU SIMIENTE.”. Sabemos que esta “SIMIENTE” – que sería una bendición para “todas las familias de la tierra” debía ser Cristo.  Esto está confirmado en Gálatas 3:16, donde explica acerca de las promesas hechas a Abraham y a su SIMIENTE, quien es Cristo:

 “Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es Cristo.”  – - Gálatas 3:16

De modo que entendemos que Jesús no estaba diciendo que Abraham literalmente LE VIO A ÉL, PERSONALMENTE, sino más bien Jesús dijo que Abraham se regocijó de  “VER MI DÍA”, esto es, el DÍA en que Cristo llegaría a ser una bendición para todas las familias de la tierra.  Dios le había (quizá en una visión) REVELADO a Abraham que UN DÍA el Cristo – el Mesías, el Redentor, y el Salvador – vendría (uno de su descendencia) y esa revelación le hizo regocijarse.

Como puede ver, muchos han tomado la pista equivocada de aquellos Judíos que no entendieron a Jesús y respondieron: “no tienes aún cincuenta años, y has visto a Abraham?” Pero eso no es lo que decía Jesús.  Y cuando Jesús respondió: ”De cierto, de cierto, os digo, antes de que Abraham fuese, yo soy él”— Jesús estaba tratando de decirles a los Judíos que él era el Mesías largamente esperado—AQUEL QUE ESTABAN BUSCANDO —quien había sido prometido por Dios a través de Moisés y los profetas.  Pero los traductores trinitarios de ese pasaje quisieron “aclarar” su INTERPRETACIÓN de lo que Jesús dijo traduciéndolo como diciendo “antes de que Abraham fuese, YO SOY” – de modo que trataron de hacerlo parecer como que Jesús decía que él era  el “YO SOY” del Antiguo Testamento.  Pero eso no es lo que dijo Jesús realmente.  El Griego, cuando se traduce correctamente, debería leer: “Yo soy él”, NO “YO SOY”  con todas las letras mayúsculas.  Esas letras mayúsculas no existen en el Griego original.

Jesús conoció su posición PREDETERMINADA en el plan eterno de Dios (como el Mesías – el Hijo de Dios) y él supo que su lugar había sido seguro desde antes de la fundación de mundo. – - (1 Pedro 1:20).  TODAS LAS MAYÚSCULAS de “YO SOY” no es la forma correcta para traducir el Griego, porque Cristo dijo: “ego eimi” – la expresión común de las personas que hablan Griego cuando quieren decir “yo soy él.”

Para ilustrar ese punto, en el siguiente capítulo, en Juan 9:9, después de que Jesús había sanado al hombre nacido ciego, y los Judíos le preguntaban al hombre nacido ciego si él era ese hombre, él respondió: “Yo soy él.”  El ciego usó las mismas palabras griegas (“ego eimi”) que Jesús usó cuando él dijo, “yo soy él” en  Juan 8:58.   

También en Juan 4:25-26, cuando Jesús hablaba con la mujer samaritana en el pozo, ella dijo que sabía que el Mesías (quien es llamado Cristo) vendría.  Jesús le dijo a ella, (en Griego) “Ego eimi, ho lalon soi” – que quiere decir, traducido: “Yo soy él, el que habla contigo”.

Juan 4:25-26   “Le dijo la mujer: Sé que ha de venir el Mesías, llamado el Cristo; cuando él venga nos declarará todas las cosas. Jesús le dijo: Yo soy, el que habla contigo”.  (El orden de las palabras está un poco cambiada en las Biblias inglesas así es que leen más como nosotros hablamos, en lugar de usar el orden del Griego el cual leería más exactamente: “Yo soy él, el que habla contigo”.)

 Cuando Jesús usó la expresión “Yo soy él” en respuesta a la mujer en el pozo, él le decía a ella que él era ese “Mesías” (el Cristo).  En la discusión de Jesús con los Judíos él estaba también tratando de decirles que él era el Mesías, pero simplemente no lo captaron – sencillamente no quisieron admitirlo.  Ellos intentaron TORCER lo que él les había dicho a ellos, pero él nunca declaró ser Dios.  Él les dijo que él era el Hijo de Dios.  Él fue, ciertamente, la descendencia unigénita de Dios, el único Hijo engendrado de Dios.  Eso no quiere decir que él decía que era Dios.  Ser el Hijo unigénito de Dios no es SINÓNIMO de Dios.

Hay muchas declaraciones en los evangelios que nos dicen quién es Jesús (El Cristo, El unigénito Hijo de Dios, el Hijo del Hombre, el Hijo de Dios, etc.,) y NINGUNO de ellos dice: Jesús es “Dios el Hijo”. ¿No es eso más bien una prueba abrumadora de que esa idea tuvo que venir de hombres que no aceptaron las enseñanzas CLARAS de las Escrituras? No creo que Dios estaba tratando de engañarnos para ver si podríamos descubrir quien era realmente Jesús.  Pienso que él EXPLÍCITAMENTE nos dice – ÉL ES SU HIJO – el UNIGÉNITO HIJO DE DIOS.

Marcos 1:1  “Principio del evangelio de Jesucristo, EL HIJO DE DIOS”.

Juan 3:18   “El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del UNIGÉNITO HIJO DE DIOS”.

Lucas 1:35   “Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; POR LO CUAL también el Santo Ser que nacerá, SERÁ LLAMADO HIJO DE DIOS” (El ángel no dijo: “El Santo ser que debe ser nacido es Dios el Hijo”).

Lucas 4:41  “También salían demonios de muchos, dando voces y diciendo: Tú eres el HIJO DE DIOS. Pero él los reprendía y no les dejaba hablar, porque sabían que él era EL CRISTO”. 

Juan 1:49 “Respondió Natanael y le dijo: Rabí, tú eres EL HIJO DE DIOS; tú eres EL REY DE ISRAEL”.

Juan 5:25-30 “De cierto, de cierto os digo: Viene la hora, y ahora es, cuando los muertos oirán la voz del HIJO DE DIOS; y los que la oyeren vivirán.  Porque como el Padre tiene vida en sí mismo, así también ha dado al Hijo el tener vida en sí mismo; y también le dio autoridad de hacer juicio, por cuanto es el Hijo del Hombre”.  (Es Dios, el Padre [El único Dios verdadero] quien tiene el poder de CONCEDER al Hijo el tener vida por Sí Mismo, y Dios le ha dado al Hijo autoridad. Si el Hijo fuera también Dios, él tendría éstos poderes como una PARTE INHERENTE DE SU SER y no tendrían que serle CONCEDIDOS, o DADOS a él POR DIOS.)

Juan 10:35-36 “Si llamó dioses a aquellos a quienes vino la palabra de Dios (y la Escritura no puede ser quebrantada),  ¿al que el Padre santificó y envió al mundo, vosotros decís: Tú blasfemas, porque dije: Hijo de Dios soy?” (Jesús CLARAMENTE dice que él es EL HIJO DE DIOS, NO DIOS. En el versículo 25, arriba, él usa el Salmo 82:6 para mostrarles que incluso las Escrituras se refieren a algunos hombres como dioses [Hebreo: elohim] que son jueces o portavoces para Dios, y él sostenía ser el Hijo de Dios, no Dios, pero no quisieron oír.)

Juan 5:30   “No puedo yo hacer nada por mí mismo; según oigo, así juzgo; y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió, la del Padre”  (Esta declaración CLARAMENTE demuestra que Cristo no afirma tener poder y autoridad de sí mismo – los cuales él tendría, con razón, si fuera Dios.)

Juan 11:27  “Le dijo: Sí, Señor; yo he creído que tú eres EL CRISTO, EL HIJO DE DIOS, que has venido al mundo”.

Juan 1:34 “Y yo le vi, y he dado testimonio de que éste es EL HIJO DE DIOS” (El testimonio de Juan el Bautista.)

Lucas 22:69-70  “Pero desde ahora el HIJO DEL HOMBRE se sentará a la diestra del poder de Dios.  Dijeron todos: ¿Luego eres tú EL HIJO DE DIOS? Y él les dijo: Vosotros decís que lo soy”.

Entonces él les dijo, “ustedes correctamente dicen que yo soy” (El Griego tiene aquí: “Ego Eimi” – “Yo soy él”)

Mateo 26:63-64 “Mas Jesús callaba. Entonces el sumo sacerdote le dijo: Te conjuro por el Dios viviente, que nos digas si eres tú EL CRISTO, EL HIJO DE DIOS.  Jesús le dijo: Tú lo has dicho; y además os digo, que desde ahora veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo”.

Juan 19:7  “Los Judíos le respondieron: Nosotros tenemos una ley, y según nuestra ley debe morir, porque se hizo a sí mismo HIJO DE DIOS”. 

Los Judíos conocieron quien sostuvo ser él – el Hijo de Dios, NO Dios. Se negaron a aceptar el testimonio que Dios dio a través de las señales y los milagros y las buenas obras que Jesús hizo mientras él LES CONFIRMABA la palabra del SEÑOR a ellos.  No hubo realmente ninguna falta en él, pero no aceptarían lo que él les dijo, incluso frente a todos los milagros. Entonces, porque los líderes Judíos tuvieron envidia de él, determinaron deshacerse de él. 

[Marcos 15:10 “Porque conocía que POR ENVIDIA le habían entregado los PRINCIPALES SACERDOTES (Anás y Caifás)”]. 

Pero la RESURRECCIÓN sería la última confirmación de Dios de que Jesús es, ciertamente, SU HIJO – EL MESÍAS.  Lea lo que el apóstol Pablo dijo acerca de Jesús siendo declarado como Hijo de Dios… por la resurrección de entre los muertos: 

“Pablo, siervo de Jesucristo, llamado a ser apóstol, apartado para el evangelio de Dios,  que ÉL HABÍA PROMETIDO ANTES por sus profetas en las santas Escrituras,  acerca de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo, que era del linaje de David según la carne,  que fue DECLARADO HIJO DE DIOS CON PODER, según el Espíritu de santidad, POR LA RESURRECCIÓN DE ENTRE LOS MUERTOS”  – - Romanos 1:1-4

Juan 20:30-31  “Hizo además Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro.  Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es EL CRISTO, EL HIJO DE DIOS, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre”.

Mateo 27:42-43   “A otros salvó, a sí mismo no se puede salvar; si es el Rey de Israel, descienda ahora de la cruz, y creeremos en él. Confió en Dios; líbrele ahora si le quiere; porque ha dicho: SOY HIJO DE DIOS”.

(“Hijo del Hombre” es también un nombre dado a Jesús 86 veces en 82 versos del Nuevo Testamento.  “El Hijo de Dios” es encontrado 45 veces en 44 versos refiriéndose a Jesús.  “Señor Jesús” o “Señor Jesucristo” son encontrados 119 veces en 116 versos.  Éstos son los nombres más usados para Jesús.)

¡Qué emocionante sería ver una nueva dedicación y un nuevo celo para ir hoy en la búsqueda de la verdad como Alejandro Campbell y Barton W. Stone lo hicieron en su día!  Esto no significará pasar sobre las Escrituras, en la misma forma de siempre,  con la misma forma de tratar de probar nuestra doctrina, no queriendo ver ninguna otra cosa más. Si hacemos eso, continuaremos fracasando de ver el significado verdadero que  trae el todo de las Escrituras en un FOCO MÁS CLARO y UNIFICADO.  Necesitamos doctrinas que realmente se alineen con las Escrituras y que no requieran que desarrollemos una “interpretación” diferente de lo que dicen las palabras de las Escrituras  EXPLÍCITAMENTE.

El estudio ha causado que yo cambie mi posición a fin de que pueda dejar que las Escrituras realmente digan lo que dicen y no tener que “espiritualizar” las palabras para hacerlas encajar con lo que la iglesia enseña.  (Y no hablo de obvias metáforas).  Nada me ha dado una sorpresa mayor como encontrarme que la Trinidad no es realmente apoyada por las enseñanzas EVIDENTES de la Biblia, ni es ella sostenida por los más antiguos REGISTROS HISTÓRICOS que nos dicen lo que sucedió para provocar un cambio en la  creencia  sostenida   por la iglesia primitiva   – que había sido UNITARIA, no TRINITARIA.  Yo ahora he sido persuadida (después de cincuenta años de estudio y de creer que entendía la verdad y sostenía la doctrina correcta sobre la Trinidad) que fui una de esas personas que justamente “pensaron” que había apoyo bíblico para esa creencia.  Pero yo no era tan sabia y tan informada como había pensado que lo era. 

Fue  hace siete años que oí a un inglés, Sir Anthony Buzzard, hablando por la radio.  En el momento, él hablaba acerca del reino de Dios y acerca del reinado milenario de Cristo en la tierra. Ésta es una de esas doctrinas sobre las que ya había cambiado mi creencia de lo que me habían enseñado en la iglesia, pero acerca de la cual no pensé que la eternidad de alguien estaría en peligro si no lo entendían.  Por consiguiente, básicamente sentí que no debería causar ningún problema inquietando a la iglesia con el hecho de que creía en el reinado milenario de Cristo – la futura venida del reinado glorioso de mil años de Cristo en la tierra.  Tuve por entendido que éste era un tema “tabú”, pero nunca entendí porqué la iglesia fue tan adversa a ella, porque definitivamente está explicada en las Escrituras.  Si usted no teme estudiarla, usted se encontrará con que la interpretación AMILENARIA [la cual la mayoría de la Iglesia acepta] realmente salió de las teologías católicas de Orígenes y Agustín de Hipona, básicamente principió durante los siglos  3ero y 4to – y ha sido la enseñanza oficial de la Iglesia Católica del tiempo conocido como las edades oscuras hasta el día de hoy. 

La iglesia NUNCA aún se ha RECUPERADO completamente de todo lo que las doctrinas ERRÓNEAS introducidas durante ese tiempo cuando la Iglesia Católica estaba casi completamente en control, al menos, fue la única iglesia reconocida, implementada por todo el poder de Roma.  Si usted está interesado en un estudio histórico de cómo la INTERPRETACIÓN AMILENARIA vino a existir, y de qué manera, siendo la creencia de la iglesia ORIGINALMENTE “PREMILENIAL” o “PREMILENARIA” – le sugeriría a usted adquirir una copia del Diccionario Evangélico de Teología a través de Baker Book House, y leer su sección titulada “Millennium, Views of the” (“Milenio, puntos de vista”) – empezando con la página 714.

A propósito, Orígenes fue el teólogo que pensó acerca de “espiritualizar” ciertas enseñanzas de las Escrituras (de modo que ellas realmente ya no significaron lo que decían) y Agustín fue el responsable por la interpretación “alegórica” que causó la enseñanza que dice que la iglesia es el único reino de Dios que alguna vez estará en la tierra y que esta edad presente, según su interpretación, es el milenio del que se habla en la  Escritura. 

Orígenes y Agustín no aceptaron que el reinado literal de Cristo vendría a la tierra en poder y gran gloria – con excepción del poder y la gloria investidas en la iglesia, aquí y ahora, como el reino de Dios  (Creo que por esto es que hay tanta pompa, tanto esplendor, y poder que la Iglesia Católica quiere reclamar para sí misma – están tratando de lograr el poder y la gloria adscritas al reino de Dios por los profetas).  Pero esa no fue la comprensión de la iglesia del primer siglo. La iglesia del primer siglo realmente CREYÓ EN EL REINADO MILENARIO TERRENAL DE CRISTO POR VENIR, y creyeron en lo que el libro de Apocalipsis dice acerca de él, así como los profetas del Antiguo Testamento.  Hay escritos de padres de la iglesia muy antiguos que dan testimonio de su creencia en el reino glorioso venidero de Dios cuando Cristo, ciertamente, será Rey sobre toda la tierra. Pero me he saltado del tema, así que regreso a lo que decía.

Mientras continuaba sintonizando la radio día a día, Anthony Buzzard empezó a decir cosas con las cuales disentía concerniente a la Trinidad.  Según 1 Tesalonicenses 5:21, sentí que no debería tener miedo de “probar TODAS LAS COSAS” según   las Escrituras, así es que le solicité por correo algunos de sus materiales para compararlos con las Escrituras. 

Admito que, al principio, fui tan defensora de lo que creía que estaba pasando apuros realmente queriendo envolverme más y más en mi estudio de su material.  De hecho, en una oportunidad justamente decidí apartar sus cosas,   y simplemente concentrarme en ver las Escrituras de la manera en que siempre lo había hecho, pero él presentaba ESCRITURAS que claramente contradecían lo que se me había enseñado acerca de la Trinidad.  En lo más profundo, fui aprehensiva de soltar lo que siempre había creído, y además de eso, de lo que había estado SEGURA que había realmente entendido sobre lo que creía de acuerdo a las Escrituras – al menos eso era lo que yo pensaba.

Sin embargo, hubo cosas que no pude explicar, y que comencé a darme cuenta de que no era honesta hasta que escuchase sin prejuicios todas las Escrituras que él usó para explicar porqué Dios no podría ser una Trinidad.  Algunos de esos versículos que comenzaron a llegar y a molestarme fueron: Deuteronomio 6:4, Isa. 43:10, Isa. 44:24, Isa. 45:18, 22; Isa. El 46:9; Malaquías 2:10; Marcos 10:6;  Hechos 17:24-31; 1 Corintios 8:4, 6; 1 Tim. 2:5; Juan 17:3; y Efe. 4:4-6.  Sé cómo los trinitarios (habiendo yo sido una) tratan de sortear lo que estos versículos dicen, pero con toda sinceridad sólo puedo decir que usted tiene que “torcer” esas Escrituras y no dejarlas decir lo que realmente dicen si usted quiere insistir en un Dios trino.  “Tres en Uno” no es lo que las Escrituras dicen acerca de Dios, en ninguna parte. 

 Deut. 6:4 “Oye, oh Israel: ¡El SEÑOR nuestro Dios, el SEÑOR UNO es!” (“Uno” – el número, NO “UNIÓN” ni “UNIDOS”).

 

Las Escrituras en el Antiguo Testamento son tan   INSPIRADAS por el Espíritu de Dios como las son aquellas en el Nuevo Testamento.  NO CREO que haya “revelación progresiva” en las Escrituras que CAMBIAN lo que Dios es; Él es invariable, siempre EL MISMO:  

Malaquías 3:6 “Porque yo Jehová NO CAMBIO; Por esto, hijos de Jacob, no habéis sido consumidos”.

Isa 43:10 “Vosotros sois mis testigos, dice JEHOVÁ, y mi siervo que yo escogí, para que me conozcáis y creáis, y entendáis que yo mismo soy; ANTES DE MÍ NO FUE FORMADO DIOS, NI LO SERÁ DESPUÉS DE MÍ” (Ponga cuidado cada vez que un pronombre es usado y que tiene que ver específicamente con quién es Dios, que es siempre un pronombre SINGULAR.)

Isa. 44:24 “Así dice Jehová, tu Redentor, que te formó desde el vientre: Yo Jehová, QUE LO HAGO TODO, que extiendo SOLO los cielos, que extiendo la tierra POR MI MISMO”. 

(Nadie fue el agente de DIOS o el ayudante –   de modo que esto excluiría a Cristo COMO EL CREADOR.  La Escritura dice DIOS, A SOLAS, y POR SÍ MISMO, hizo todas las cosas.  Lea la Escritura de arriba otra vez.  Está CLARAMENTE expuesta).

Isaías 45:18 “Porque así dijo Jehová, que creó los cielos; él es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso; no la creó en vano, para que fuese habitada la creó: Yo soy JEHOVÁ, Y NO HAY OTRO”.  [Yo - (singular) - SOY JEHOVÁ]

Isaías 45:22 “Mirad a mí, y sed salvos, todos los términos de la tierra, porque yo soy Dios, Y NO HAY MÁS”.  (Los pronombres singulares “Mi” y “Yo” NO quieren decir TRES seres.  “Ningún OTRO” excluye a todos los otros).

Isaías 46:9 “Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos antiguos; porque yo soy Dios, Y NO HAY OTRO DIOS, Y NADA HAY SEMEJANTE A MI”.  (“Ningún OTRO” excluye a cualquier otro. NINGUNO como Yo (singular-Yo) definitivamente limita a Dios a Un ser” sin par.  Si usted lo toma por lo que dice, está claro).

Malaquías 2:10 “¿No tenemos todos UN mismo padre? ¿No nos ha creado UN mismo Dios? ¿Por qué, pues, nos portamos deslealmente el uno contra el otro, profanando el pacto de nuestros padres?”  (Esto excluye al Hijo de ser el que nos “creó a nosotros” porque la implicación EVIDENTE, en el PARALELISMO de la escritura hebrea, es que el  único Padre es el  único Dios que nos creó.)

Hechos 17:24, 30-31 “El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay, siendo Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por manos humanas, Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan; por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos”.

1 Corintios 8:4,6 “Acerca, pues, de las viandas que se sacrifican a los ídolos, sabemos que un ídolo nada es en el mundo, y que NO HAY MÁS QUE UN DIOS.  Para nosotros, sin embargo, sólo hay UN DIOS, EL PADRE, del cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para él; y UN SEÑOR, JESUCRISTO, por medio del cual son todas las cosas, y nosotros por medio de él”. 

(Nuestra comprensión de “Señor” ha venido a ser sinónima con Dios, pero originalmente la palabra “señor” podría ser usada de seres humanos que estaban en UNA POSICIÓN SUPERIOR o  de AUTORIDAD – el cual Jesús es y realiza.  [La comprensión Hebrea de la palabra “dios” era TAMBIÉN APLICADA a ciertos hombres tales como David y Moisés o a los ángeles, y también a Cristo. Ver Exo. 7:1, Zac. 12:8, Sal. 82:6, Sal. 97:7]. La palabra Hebrea para “Dios” o “dioses” es “elohiym” o “elohim”, definido en el Diccionario Hebreo de Strong como:

” 430. ‘Elohiym, el-o-heem’; plur. de H433; dioses en el sentido común; pero esp. usada (en el plural así, especialmente con el artículo) del Dios supremo; Ocasionalmente aplicado a manera de deferencia para los magistrados; y algunas veces como un superlativo: … ángeles, Dios (dioses), (diosas), Jueces,  Poderoso” .

Juan 10:34-36 “Jesús les respondió: ¿No está escrito en vuestra ley: Yo dije, dioses sois? Si llamó dioses a aquellos a quienes vino la palabra de Dios (y la Escritura no puede ser quebrantada), ¿al que el Padre santificó y envió al mundo, vosotros decís: Tú blasfemas, porque dije: HIJO DE DIOS SOY”?

Salmos 45:6-7 “Tu trono, oh Dios, es eterno y para siempre; cetro de justicia es el cetro de tu reino. Has amado la justicia y aborrecido la maldad; por tanto, te ungió Dios, el Dios tuyo, Con óleo de alegría más que a tus compañeros”.

1 Corintios 8:6 “para nosotros, sin embargo, sólo hay UN Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para él; y UN Señor, Jesucristo, POR MEDIO del cual son todas las cosas, y nosotros por medio de él”. 

“POR MEDIO del cual son todas las cosas” es entendido en la POSICIÓN PREORDENADA  que Dios había reservado desde el principio para Su Hijo unigénito, inmaculado, Jesús, quien vino como el segundo Adán” – aquel perfecto CONOCIDO DE ANTEMANO por Dios A TRAVÉS del cual SU PLAN para las edades se realizaría, y para quien, y a través de quien, Dios planificó TODAS LAS COSAS porque  Jesús fue el único a través del cual Su plan podría ser consumado, porque Jesús reunió las cualidades del perfecto “Cordero de Dios” inmaculado que estaba en condiciones de quitar el pecado del mundo – “a través de quien vivimos.”

1 Pedro 1:20 “YA DESTINADO DESDE ANTES DE LA FUNDACIÓN DEL MUNDO, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros”. 

Eso fue dicho de Cristo, pero los Cristianos FUERON también ESCOGIDOS desde ANTES DE LA FUNDACIÓN DEl MUNDO – pero ser PREORDENADO o ESCOGIDO “antes de LA FUNDACIÓN DE MUNDO” no quiere decir PREEXISTENCIA –  como lo podemos entender en Efesios 1:3-4:  

Efesios 1:3-4 “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los LUGARES celestiales en Cristo,  SEGÚN NOS ESCOGIÓ en él ANTES DE LA FUNDACIÓN DEL MUNDO, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él”.

Romanos 8:29 “Porque a los que ANTES CONOCIÓ, TAMBIÉN LOS PREDESTINÓ para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos”.

ANTES de que Abraham tuviese a un hijo, Dios le dijo que él que YA LE HABÍA HECHO UN PADRE de muchas naciones – como está indicado en Romanos 4:17 “(como está escrito: TE HE PUESTO POR PADRE DE MUCHAS GENTES) delante de Dios, a quien creyó, el cual da vida a los muertos, y LLAMA LAS COSAS QUE NO SON, COMO SI FUESEN”. 

En la mente de Dios, esas cosas que Él sabe de antemano son tan buenas como hechas. Las profecías están algunas veces escritas en el “tiempo pasado profético” [Ejemplo : Isaías 53, la profecía del sufrimiento de Cristo, es escrita como si su rechazo, sufrimiento, y sacrificio ya hubiesen ocurrido en el momento que Isaías escribía, pero realmente estaba lejos ciento de años (en el futuro) en ese momento].

Isaías 46:9-10 “Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos antiguos; porque YO soy DIOS, y NO HAY OTRO Dios, y NADA HAY SEMEJANTE A MÍ,  que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero” (Tome nota de todos los PRONOMBRES SINGULARES, y NO HAY OTRO”).

1 Tim. 2:5 “Porque hay UN DIOS y UN MEDIADOR entre Dios y los hombres, JESUCRISTO HOMBRE”.  (Éste claramente dice “un Dios” y luego identifica que hay un mediador entre Dios y los hombres – Jesucristo, hombre; NO el Dios-hombre Jesucristo.  Jesús es el Hijo de Dios,   y (siendo  la imagen expresa de Dios) él tiene una MAYOR MEDIDA de atributos Divinos que otros hombres, y Dios tiene invertido Su SUPERPOTENCIA y SU ESPÍRITU en Jesús sin medida – así facultándole, para testimonio y testigo, para demostrar a todos que él es, ciertamente, el HIJO DE DIOS).

Romanos 1:1-4 “Pablo, siervo de Jesucristo, llamado a ser apóstol, apartado para el evangelio de Dios, que él había prometido antes por sus profetas en las santas Escrituras,  acerca de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo, que era del linaje de David según la carne, que fue DECLARADO HIJO DE DIOS con poder, según el Espíritu de santidad, POR LA RESURRECCIÓN DE ENTRE LOS MUERTOS”.

El verso de arriba dice que Jesús  fue  DECLARDO Hijo de Dios… por la resurrección de entre los muertos” –  En ninguna Parte las Escrituras alguna vez  dice que él fue DECLARADO ser Dios.  Las Escrituras dicen EXPLÍCITAMENTE y REPETIDAMENTE que Jesús es el HIJO DE DIOS y el HIJO DEL HOMBRE; y ése fue también el reclamo de Jesús – no que él fuese Dios, sino que a él fue ENVIADO por Dios.  Jesús dijo que el Padre es el ÚNICO DIOS VERDADERO en Juan 17:3:

Juan 17:3 “y ésta es vida eterna, que te conozcan a ti, el ÚNICO DIOS VERDADERO, y a Jesucristo, a quien has enviado”.

Efesios 4:4-6 “un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; un Señor, una fe, un bautismo, UN DIOS Y PADRE DE TODOS, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos”.

El versículo anteriormente citado afirma:  (1) hay UN SEÑOR – JESÚS, el preeminente sobre todos los hombres, SUPERIOR EN POSISCIÓN Y AUTORIDAD SOBRE TODOS LOS HOMBRES, y   (2) hay UN DIOS Y PADRE  que está POR ENCIMA DE TODO – sobre todo, incluyendo al Señor Jesús. Jesús MISMO dijo que SU PADRE ERA MAYOR QUE ÉL:

Juan 14:28 “Habéis oído que yo os he dicho: Voy, y vengo a vosotros. Si me amarais, os habríais regocijado, porque he dicho que voy al Padre; PORQUE EL PADRE MAYOR ES QUE YO”  (Si el Padre y el Hijo de Dios eran DIOSES co-iguales, lo que Jesús dijo arriba sería inconsistente con ser un Dios co-igual, como también los siguientes versículos muestran en 1 Cor.15:27-28.)

La siguiente Escritura pone la relación de Jesús con el Padre en el idioma claro, demostrando que Dios, el Padre, está ciertamente por encima de TODOS –   INCLUYENDO al HIJO.

1 Corintios 15:27-28 “Porque todas las cosas las sujetó debajo de sus pies. Y cuando dice que TODAS LAS COSAS HAN SIDO SUJETADAS A ÉL (singular), claramente se exceptúa aquel que sujetó a él todas las cosas. Pero luego que todas las cosas le estén sujetas, ENTONCES TAMBIÉN EL HIJO MISMO SE SUJETARÁ al que le sujetó a él todas las cosas, para que Dios (singular) sea todo en todos”. [Jesús, el Hijo, estará también sujeto a Dios cuando TODAS las cosas estén sujetas a Dios.   Esto también saca del cuadro la co-igualdad].

__________________________________________________________________________________________

Las siguientes citas son tomadas de dos artículos: “La Trinidad: Tiempo para una Discusión pública” y “Elohim No Quiere Decir Dios en Dos Personas” – encontrado en la revista Foco en el Reino, editado por Sir Anthony Buzzard, hallado en: www.focusonthekingdom.org/58.htm #1. 

De un artículo acerca del Unitarismo Versus Trinitarianismo en la Enciclopedia Americana:

“El Unitarismo [creencia en el Padre como el ‘único Dios verdadero’ (Juan 17:3) y en Jesús como el Hijo y Mesías como un movimiento teológico comenzó mucho antes en la historia; ciertamente precedió al Trinitarianismo por muchos decenios. La Cristiandad se derivó del judaísmo, y el Judaísmo fue estrictamente unitario. El camino que llevó de Jerusalén para el Concilio de Nicea no fue uno derecho. El Trinitarianismo  del cuarto siglo no reflejó exactamente la enseñanza Cristiana primitiva referente a la naturaleza de Dios; fue al contrario una desviación de esta enseñanza.”1   – - Enciclopedia Americana, 1956, Vol. 27, p. 2941.

“Jesús mismo completamente endosó la opinión Judía de que Dios es Una Persona (Marcos 12:28-34). Él se puso en línea a sí mismo con la opinión Judía de Dios. “Sabemos lo que adoramos, pues la salvación viene de los Judíos” (Juan 4:22). Ningún Judío creyó que Dios fue una “familia de dos” o tres o una Trinidad de personas divinas co-iguales.” Jesús estaba de acuerdo con los teólogos Judíos acerca de quién era Dios. Interferir con esa comprensión Judía  de la naturaleza de Dios es algo así como una bofetada en la cara para los santos de la Biblia Hebrea y los Apóstoles.”

“Los Cristianos deberían comenzar a seguir a Jesús en esta materia crucialmente importante. Por demasiado tiempo han sido persuadidos con halagos a las formas sutiles del politeísmo – y el politeísmo quebranta el primer mandamiento. La fragmentación que nosotros ahora presenciamos entre los creyentes pudo estar curada si hubiesen regresado a la gran Verdad cardinal de que Dios es Un Señor (Deut. 6:4, afirmado por Jesús en Marcos 12:28ff).”²

________________________________________________________________________

No puedo comenzar a cubrir el material que he estudiado con todas las referencias bíblicas, pero le ruego a usted que se tome su tiempo para seriamente, y con la mente abierta, lea los artículos en los cuales usted tiene acceso libre en www.focusonthekingdom.org /, donde usted puede dar un clic sobre  la revista “foco en el Reino” (revistas anteriores) e ir desde allí.  También, tiene un buzón de “Búsqueda” donde usted puede introducir una Escritura como: “Juan 1:1” o un tema como “Trinidad” y usted obtendrá un resultado de búsqueda con todos los temas de la revista donde esas Escrituras o temas están dirigidos. Simplemente haga clic en el que usted desea y automáticamente aparecerá. Así es que por favor aprovéchese de esto y súbase a www.restorationfellowship.org   o www.mindspring.com/~anthonybuzzard

_____________________________________________________________________________

No tengo tiempo para hablar mucho acerca del Espíritu Santo, salvo para decir que un versículo que me hace al Espíritu de Dios más comprensible para mí es aquel de 1 Corintios 2:10-11 donde una comparación del “espíritu del hombre” es hecha con “el Espíritu de Dios”.  Todos nosotros tenemos por entendido que el espíritu dentro de nosotros no es una personalidad separada de nosotros, pero decimos cosas como: Estaré con usted en espíritu. No hablamos de alguien distinto de nosotros partiendo para estar con alguien.  Ni es el Espíritu de Dios una personalidad separada de Él, más bien se puede entender que el Espíritu de Dios es la presencia expresiva, interactiva de Dios que está con nosotros y obrando Su voluntad en la tierra (Dios está en todo lugar!). Como el espíritu del hombre es una parte de hombre, el Espíritu de   Dios  es la parte de Dios que revela Su palabra y viene a  morar en el hombre como un testigo de que pertenecemos a él.  

1 Cor 2:10-11 “Pero Dios NOS las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios. Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, SINO EL ESPÍRITU DEL HOMBRE QUE ESTÁ EN ÉL? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, SINO EL ESPÍRITU DE DIOS”.

Romanos 8:16 “El Espíritu Mismo (o “sí mismo”-   auto en el griego – sin letras mayúsculas) da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios”.

Tal como nuestro espíritu puede ser afligido, así el espíritu de Dios puede apenarse.  Efesios 4:30 dice: ”Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención”.  Otra vez esa no es razón para tratar de hacer una personalidad separada del Espíritu de Dios, no más de lo que deberíamos pensar que tenemos una personalidad separada en nuestros espíritus.  Pero el Espíritu es otro tema, con no suficiente tiempo y espacio para cubrir ahora.

———————————————————————————————————-

Creo que nos hemos vuelto tan enredados y hemos enfocado la atención en la forma de interpretación que hemos sido enseñados, que justamente pensamos que NO PUEDE HABER ninguna otra forma de entendimiento que sería la correcta. Es tan tremendamente emocional pensar acerca de apartarse o cambiarse de lo que hemos sido educados a creer en la iglesia.  No es sólo la doctrina, sino es el compañerismo de la gente con quienes hemos tenido una unión tan fuerte, y una fraternidad común en una fe que está en el corazón de quiénes somos. 

Pensar acerca de tener que hacer una elección que fracturaría el lazo (si tiene que llegar a eso) hace la decisión de alguien para cambiar tan extremadamente dura.  ¿Cómo lo manejamos cuando lo QUÉ hemos completamente creído es sacado a la luz como falso? Cuando nuestras discusiones e interpretaciones  son desafiadas con Escrituras que mejor encajan con el todo de la Escritura, cuando una explicación válida es dada para mostrar cómo esta idea de la Trinidad no era realmente lo que la Iglesia primitiva creía, sino que fue iniciada a través de los esfuerzos enérgicos del Concilio de Nicea por un grupo de hombres sin conciencia con la ayuda del Emperador, con todo su poder – entonces tenemos que realmente estudiar todos los hechos y las Escrituras y escuchar sin prejuicios si somos realmente buscadores de la verdad. 

Por favor lea el libro bien documentado (fácil para leer, ágil, digno de reflexión) titulado “cuando Jesús se convirtió en Dios” por Richard E. Rubenstein, el cual puede ser comprado en www.amazon.com/exec/obidos/tg/detail / – /0156013150Glance-73k de la v  por $11.00, creo.  También, por favor lea el libro La Doctrina de la Trinidad, la Herida Auto infligida de la Cristiandad” por Anthony Buzzard, quien también tuvo que cambiar su comprensión acerca de Dios para hacerla que esté en línea con las Escrituras. Su libro está también disponible a través de www.Amazon.com.  Tiene una sección de referencias de la Escritura al final para la fácil localización de los versículos particulares que tratan del tema de Dios y de Su Hijo unigénito, y la página en la cual usted puede encontrar debates acerca de ellos en su libro.  Por favor obtenga una copia y estúdiela junto con las Escrituras, y pida la guía y la sabiduría de Dios para que le ayude a entender la verdad.

Tuve que preguntarme: “¿Es mi asimiento a mi creencia la que va a hacerla aceptable con Dios si no es lo que enseñan las Escrituras realmente?” ¿Acaso pienso que puedo convertirla en la “verdad” solo porque la creo y deseo ser parte del grupo que sostiene esa doctrina? Sabemos cuáles son las respuestas correctas a esas preguntas. Estoy esperando que habrá muchos que desearán convertirse en parte de un nuevo esfuerzo en la iglesia para continuar el movimiento que busca volver totalmente a “la doctrina de los apóstoles”. Restableciendo el espíritu de los Bereanos, siendo lo bastante valientes para mirar honestamente a las Escrituras, y estando dispuestos a cambiar cuando se revela el error, podemos cerrar filas con aquellos hombres que comenzaron el movimiento original de la restauración hace mucho tiempo.  Ruego que Dios nos ayude a todos a hacer simplemente eso. 

Buscando la Verdad en las Escrituras,
Carolyn Pinon

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post